0 Comentarios

Bolivia y Colombia fortalecen acuerdos antidrogas en la II Reunión de la Comisión Mixta

Por Jaime Daniel Loayza Zegarra (Author)

Ubicación(s):

La Paz, 26 de febrero (Red País).- Los gobiernos de Bolivia y Colombia fortalecen los acuerdos de lucha contra el narcotráfico y delitos conexos en la II Reunión de la Comisión Mixta que se realiza en Bogotá , la misma que es presidida por el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres y el Director de Asuntos Políticos Multilaterales de la República de Colombia, Embajador Miguel Camilo Ruiz Blanco.

En la II Reunión de la Comisión Mixta Colombia-Bolivia sobre Cooperación para el Control del Tráfico Ilícito de Estupefacientes, Sustancias Sicotrópicas y Delitos Conexos, Prevención del Consumo, Rehabilitación y Desarrollo Alternativo”, que finalizará este martes 27, se instalaron cuatro mesas de trabajo que permitieron renovar y profundizar la suscripción de acuerdos de cooperación antidroga y de intercambio de experiencias para reducir este flagelo en ambos países.

“Hoy en día, el problema mundial de las drogas se ha constituido en un fenómeno de carácter estructural, donde intervienen múltiples factores; algunos de tipo cultural, económico, político y geopolítico, y por supuesto de salud y de derechos Humanos. Por lo cual se ha planteado la necesidad de un debate amplio y diverso, ya que un tema tan complejo como este, debe ser abordado de manera integral”, dijo Cáceres, quien estuvo acompañado del embajador de Bolivia en la República de Colombia, Edmundo Polo Ariñez y el director Nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), coronel Marco Antonio Ibañez Oblitas.

En este sentido, resaltó las nuevas alternativas que se vienen debatiendo a nivel de la comunidad internacional, pues considera que es el camino correcto frente al fracaso de la guerra contra las drogas, que solamente ha traído muerte y violencia a los eslabones más débiles de la cadena del narcotráfico que en su gran mayoría es gente que está sumida en la pobreza.

Recordó que a partir del año 2006 Bolivia se convirtió en un Estado autónomo en sus decisiones sobre política antidroga, por lo que en la temática referente a la hoja de coca, el país ha obtenido alentadores resultados de erradicación de coca excedente gracias al control social, que es nuevo enfoque se constituye en un proceso inclusivo, participativo y concertado con los verdaderos productores, que han generado sus propios sistemas de autocontrol en la producción de hoja de coca.

Cáceres destacó, en ese marco, la Estrategia de Lucha Contra el Narcotráfico 2011-2015,que permitió cumplir las metas propuestas, como la nacionalización de la lucha contra el narcotráfico, incremento del número de operativos de interdicción, reducción neta de cultivos excedentarios de coca, reducción de los índices de prevalencias de consumo.

En materia de reducción de oferta, dijo que se adoptó medidas innovadoras de interdicción, a través del departamento de inteligencia y unidades de élite de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), en coordinación con las policías antidroga de países de la región, logrando en el último quinquenio la realización de 65.000 operativos que representan un 15% más que en el periodo 2006 - 2010.

Operativos que lograron la confiscación de más de 135 toneladas de cocaína, haciendo notar que Bolivia por su posición geográfica, es utilizada como país tránsito. Y mientras no haya políticas verdaderas de la reducción de demanda, la problemática mundial de drogas permanecerá latente y seguirá siendo un desafío para todos los estados.

Respecto a los cultivos de coca en Bolivia, recordó que el monitoreo de la UNODC de 2017 revela que existen 23.100 hectáreas de coca, con una disminución neta del 25%, en los últimos seis años y con una participación a nivel de la región andina del 9%. “Este resultado se debe gracias a la implementación de políticas de control social con diálogo, concertación y con pleno respeto a los derechos humanos. Este nuevo enfoque representa un proceso participativo y concertado con los verdaderos productores de coca que han constituido sus propios sistemas de autocontrol”, sostuvo.

Con relación a la reducción de la demanda, los datos de prevalencia del consumo de drogas en general entre el 2007 y el 2013, indican que el consumo de drogas en Bolivia se redujo en general principalmente: marihuana de 4,5% a 1,3% y cocaína de 0,6% a 0,3%, manifestó Cáceres.
Estos resultados muestran que Bolivia, según Cáceres, tiene la firme voluntad y compromiso de hacer frente al problema del tráfico ilícito de sustancias controladas, de manera digna y soberana, y continuará con esta tarea en el marco de la nueva “Estrategia de Lucha Contra el Narcotráfico y Control de Cultivos Excedentarios de Coca 2016-2020”.

NUEVAS LEYES

Del mismo modo, en cuanto a la actualización normativa en materia de drogas y hoja de coca, el viceministro informó al Gobierno colombiano que Bolivia cuenta con dos nuevas leyes que sustituyen a la ley 1008 “Ley del Régimen de la coca y sustancias controladas”, que data del año 1988, separando de este modo el control de los cultivos de hoja coca y la lucha contra el narcotráfico.

En materia de Sustancias Controladas, dijo que se aprobó la Nueva Ley 913 de Lucha Contra el Tráfico Ilícito de Sustancias Controladas, donde se establecen los mecanismos de interdicción al narcotráfico, de control y fiscalización de las sustancias químicas controladas y el régimen de bienes incautados.

Esta ley está en línea con los estándares internacionales y toma en cuenta: La proporcionalidad de penas, la descriminalización de la pobreza y abordaje de consumo desde un punto de vista de salud pública. Asimismo, contempla el uso de nuevas herramientas como la interceptación de llamadas telefónicas, pago de informante, cooperación eficaz y extinción de dominio.
Respecto a la Hoja de Coca, Cáceres informó que se aprobó la Ley 906, que establece un límite realista de producción de coca de hasta 22.000 Hectáreas. Esta nueva ley de consenso respeta plenamente los derechos humanos y garantiza la paz social en las zonas productoras de coca.

ACUERDO DE PAZ EN COLOMBIA

Asimismo, el viceministro Cáceres destacó la firma del “acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera” firmada entre el Gobierno Nacional y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, que ha dado fin a un enfrentamiento de más de medio siglo de duración y que ha causado enorme sufrimiento en el pueblo colombiano.

“Esperamos que este acuerdo sea el inicio de una fase de transición que contribuya a una mayor integración y una mayor inclusión social en especial de quienes han vivido al margen del desarrollo y han padecido el conflicto de la guerra contra las drogas”, sostuvo.
//JLZ//

Calificación de Artículo :

  • 1 fuera de 5
  • 2 fuera de 5
  • 3 fuera de 5
  • 4 fuera de 5
  • 5 fuera de 5

¿Cuál es su opinión?

Entrar o crear cuenta