0 Comentarios

Mienten y mienten: Eduardo Mérida y Leyes no admiten que sus juicios son por delitos de corrupción y no políticos

Por Walter Dominguez L. (Author)

Ubicación(s):

Cochabamba, 25 de abril (Red País).- Los alcaldes de Quillacollo y Cercado, Eduardo Mérida y José María Leyes, no admiten que sus juicios penales son por delitos de corrupción y no por persecución política del Movimiento al Socialismo (MAS).

Según el alcalde Mérida, que reapareció el pasado sábado por la noche en la audiencia cautelar de su colega Leyes, después de estar ausente por tres días por un viaje de placer a la ciudad de Tarija, afirmó que los alcaldes opositores son perseguidos por el Gobierno ya que buscan encarcelarlos por cualquier motivo.

Lo que Mérida no dijo es que los 26 juicios que enfrenta en Quillacollo, se debe a denuncias comprobadas de corrupción en el ejercicio de sus funciones, y otro tanto impulsados por sus exclientes por mala praxis profesional y estafa.

La autoridad que demostró tener una gran capacidad y habilidad para eludir sus responsabilidades legales, no se refirió a su condena de tres años y seis meses por los delitos de falsificación material e ideológica y uso de instrumento falsificado. Mérida, para ser alcalde en 2015, hizo uso de una libreta militar falsificada, cometiendo dichos delitos por lo que fue sentenciado a cárcel, que se encuentra en su fase de apelación.

Asimismo, el alcalde Mérida no dijo nada del juicio que enfrentan junto a su esposa Jovanna Maldonado y Richard Agreda por el bullado caso de los “audios de la corrupción” donde se escuchan conversaciones de extorsiones, venta de cargos, cobros ilegales, loteamientos y urbanizaciones ilícitas a cambio de fuertes sumas de dinero. Por dicha causa están imputados y pronto serán acusados formalmente y concurrirán a una audiencia cautelar, una vez superado un sobreseimiento parcializado de los fiscales anticorrupción.

De la misma manera, Mérida nada dijo sobre el informe de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) que encontraron indicios de movimientos bancarios sospechosos ligados al delito de lavado de dinero o legitimación de ganancias ilícitas provenientes de la corrupción.

Dicho informe de la UIF sostiene que Mérida, Maldonado y Agreda, en el periodo 2015 a 2017, realizaron transacciones económicas dudosas, pagaron deudas anticipadas en tres bancos, compraron vehículos modernos, casas y terrenos, sin explicar el origen de esos dineros.

También realizaron viajes sospechosos a la Argentina, Brasil y Panamá, especialmente su esposa Jovanna Maldonado, quien habría viajado al último país a realizar depósitos en los “paraísos fiscales”.

DETENCIÓN DOMICILIARIA

Respecto a la detención domiciliaria del alcalde José María Leyes, Mérida dijo que era injusto y una prueba de la persecución política del gobierno como “hicieron conmigo”.

Realizando declaraciones enredadas y sin precisión legal, Mérida dijo que la Alcaldía de Cochabamba no puede estar descabezada, por lo que espera que la audiencia de apelación a la detención domiciliaria le restituya sus derechos y vuelva al despacho municipal.

En ambientes municipales de Quillacollo existe preocupación por la suerte del alcalde Mérida, quien debe asistir a nuevos juicios y una posible suspensión de su cargo.
EFN//VJMS

Calificación de Artículo :

  • 1 fuera de 5
  • 2 fuera de 5
  • 3 fuera de 5
  • 4 fuera de 5
  • 5 fuera de 5

¿Cuál es su opinión?

Entrar o crear cuenta