0 Comentarios

Abandono Crónico: Alcaldía de Quillacollo está paralizada y Alcalde no concurre a su despacho

Por Omar Herbas Zamorano (Author)

Ubicación(s):

Cochabamba, 14 de marzo (Red País).- La Alcaldía de Quillacollo está paralizada y rige una especie de “vacío de poder”, debido a que el alcalde Eduardo Mérida Balderrama se esfumó misteriosamente y no concurre a su despacho desde la pasada semana, pues tendría temor de ser encarcelado por sus juicios de corrupción.

Referente a esta súbita desaparición, los allegados a Mérida no saben qué explicar y sólo atinan a señalar que se encuentra delicado de salud o que viajó repentinamente a La Paz o Sucre. La pasada semana, la autoridad participó de la entrega de pequeños asfaltados que están bajo sospecha de sobreprecios, ya que sus costos alcanzan a los un millón de bolivianos.

Algunos funcionarios de su entorno, como los casos del responsable de impuestos a la chicha, Abat Sevilla y del director de Recaudaciones, Alex Angulo, sostienen que Mérida perdió todo interés por seguir en la Alcaldía. Asimismo, comentaron que Mérida recibe fuertes presiones de su esposa Jovanna Maldonado, quien teme su encarcelamiento por los casos “audios de la corrupción y lavado de dineros provenientes de la corrupción”, por lo que evaluaría la posibilidad de su fuga del país.

De la misma manera, el jefe de Gabinete, Wilson Espinoza, la mañana de este martes informó a los funcionarios de Comunicación que Mérida junto a sus abogados Marco Antonio Galvez y Ronald Orozco, viajaron a Sucre para sostener “contactos” con autoridades del Ministerio Público y del Órgano Judicial Plurinacional.
“El alcalde Mérida hace todos los esfuerzos posibles para evitar que prosperen sus juicios, especialmente el de legitimación de ganancias ilícitas, por lo que viajó a Sucre, pero volverá por la noche para entregar el asfaltado de una cuadra de la Avenida Quinta”, dijo.

VACÍO DE PODER

Para el presidente del Comité Cívico de Quillacollo, Iván Herrera Escalera, el abandono de Quillacollo es un caso crónico ya que el alcalde Mérida está más pendiente de sus juicios por corrupción que por gobernar esta ciudad.

“El alcalde Mérida se aferra con uñas y dientes a la Alcaldía, pese a los más de 50 juicios que enfrenta por diferentes hechos delictivos. No le interesa el progreso de Quillacollo, tampoco ejecutar obras y lo único que busca es salvarse a cómo de lugar de sus juicios y su probable prisión”, dijo.

Herrera también afirmó que mientras Mérida desaparece, la Alcaldía está en el mayor abandono y con una paralización de sus reparticiones. La autoridad edil junto a su mujer tiene el control absoluto y monopólico de la Alcaldía, dando rienda suelta a hechos de corrupción de los funcionarios que ingresaron a un cargo pagando entre 500 y 1.000 dólares.

“Todo esto debe acabar por el bien de todos los quillacolleños, ya que Mérida y sus compinches no sólo se dedican a la corrupción sino a descalificar y amenazar a quienes critican su pésima gestión”, finalizó.
AMG//EFN

Calificación de Artículo :

  • 1 fuera de 5
  • 2 fuera de 5
  • 3 fuera de 5
  • 4 fuera de 5
  • 5 fuera de 5

¿Cuál es su opinión?

Entrar o crear cuenta