0 Comentarios

Temen politización de Urkupiña 2017: Funcionarios municipales entran borrachos a la primera promesa de las fraternidades

Por

Ubicación(s):

Cochabamba, 18 de junio (Red País).- Funcionarios municipales ingresaron en estado de ebriedad y realizaron “payasadas” durante la primera promesa de las fraternidades folklóricas a la Virgen de Urkupiña, todo con el visto bueno de dirigentes folkloristas y el alcalde Eduardo Mérida Balderrama.

Un breve balance de la primera promesa, ensayo o convite de las fraternidades que se realizó el pasado jueves 15, día de Corpus Christi, arroja que los excesos en el consumo de bebidas alcohólicas por parte de los espectadores empañaron dicha actividad que permite a los danzarines cumplir con el ritual de la promesa de bailar por tres años consecutivos en devoción a la Virgen de Urkupiña.

Ante la vista de miles de espectadores que se apostaron a lo largo de los cerca de cuatro kilómetros de recorrido de las fraternidades, la comitiva oficial conformada por dirigentes folklóricos y el alcalde Eduardo Mérida Balderrama, iniciaron la promesa con un retraso de 45 minutos.

A este hecho, que desfasó la entrada de promesa, se sumó la presencia de funcionarios municipales, la mayoría, en estado de ebriedad. Momentos antes de la partida, los funcionarios Abat Sevilla, Alex Angulo, Marco Galvez, Arturo Maldonado, Henry Vargas, entre otros, fueron vistos consumiendo bebidas alcohólicas en un local próximo al lugar.

Apenas comenzó el ingreso y la interpretación musical de la morenada, Abat Sevilla, padrino y funcionario de mayor confianza del alcalde Mérida, demostró sus destrezas y habilidades para el baile haciendo demostraciones de pasos y coreografías ante la mirada complaciente de la autoridad edil y el dirigente de los folkloristas.

La promesa es una actividad primordial de la Asociación de Fraternidades Folklóricas Virgen de Urkupiña (AFFVU) donde nada tienen que ver funcionarios municipales, pues son otras sus obligaciones y responsabilidades.

PROTAGONISMO POLÍTICO

A lo largo de trayecto se fueron calmando los ánimos festivos de los funcionarios ediles, para ser reemplazados por un accionar vergonzoso y ridículo del alcalde Mérida, quien días antes ordenó que grupos de trabajadores se desplacen a cada cuadra para vitorearlo, aplaudirlo y colocarlo guirnaldas.

“El alcalde Mérida instruyó, con amenazas de despidos a los funcionarios municipales, para que a lo largo del recorrido de las fraternidades se ubiquen en cada esquina para aplaudirlo. Y así ocurrió, muchos funcionarios, lo aplaudieron y colocaron guirnaldas, incluso prepararon a sus hijos para que se abracen al Alcalde; todo un show montado para hacer creer que tiene apoyo y es popular”, afirmaron los concejales Zacarías Jayta, Héctor Montaño, Willy López y Antonio Montaño.

POLITIZACIÓN DE URKUPIÑA

Advirtieron que Mérida para salvarse de sus juicios y lavar su imagen de alcalde corrupto, intentará hacer uso político de todos los actos programados para Urkupiña 2017, llenándose la boca de invitaciones a la fiesta de la integración boliviana.

“Mérida no tiene el mínimo de respeto por la Virgencita ya que se burla constantemente. Durante su campaña hizo la promesa delante de la Virgen de Urkupiña de que si traicionaba y cometía corrupción, le cuelguen delante de la Mamita; pero sigue mintiendo, maltratando y robando”, agregaron.

Los concejales anunciaron que dialogarán con los miembros de la Parroquia de Quillacollo, dirigentes de las fraternidades y otros protagonistas de la fiesta, para salvaguardar Urkupiña de toda contaminación e injerencia política y protagonismo personal del alcalde Mérida.

“Vamos a insistir en la esencia espiritual de la fiesta de Urkupiña, y en su carácter integrador de la nacionalidad dentro y fuera del país. Queremos hacer de Urkupiña un gran referente de fe, folklore y cultura, y no una vitrina de la vanidad del alcalde Mérida”, finalizaron.

AMG//EFN

 

Calificación de Artículo :

  • 1 fuera de 5
  • 2 fuera de 5
  • 3 fuera de 5
  • 4 fuera de 5
  • 5 fuera de 5

¿Cuál es su opinión?

Entrar o crear cuenta