“Dueña y señora de la Alcaldía”: Íntima de la esposa del alcalde Mérida trabaja en el Hospital de Quillacollo

Cochabamba, 29 de mayo (Red País).- Sibonne Zurita, amiga íntima y empleada de Jovanna Maldonado Villarroel, la joven esposa del alcalde Eduardo Mérida Balderrama, trabaja en el Hospital de Quillacollo en “Estadística del programa Mi Salud”, además de atender en su farmacia particular sin tener título alguno para ejercer esa función.

Las concejalas Aydee Mamani y Juani Veizaga, señalaron que recibieron denuncias de funcionarios del Hospital de Quillacollo, donde les informan que la esposa del alcalde Mérida continúa con sus “fechorías” vendiendo cargos, direccionando licitaciones de fármacos y equipos médicos, así como imponer la designación de familiares y amigas íntimas en cargos importantes y con salarios superiores a los 4 mil bolivianos.

Ambas autoridades revelaron que uno de los casos que más llama la atención, es el relacionado a la señora Sibonne Zurita, quien sería su empleada particular y amiga de años de la pareja municipal. Zurita al margen de trabajar en el hospital de Quillacollo también atiende la farmacia “Ahorra más” de propiedad de Jovanna Maldonado, que está ubicada en la calle Waldo Ballivián entre Carmela Cerruto y Blanco Galindo.

Según las denuncias, Zurita no sería farmacéutica ni tendría otro título para trabajar en Estadística del programa Mi Salud del hospital de Quillacollo.

“El ítem en el hospital con sueldo superior a los 4 mil bolivianos, es gracias al tráfico y uso indebido de influencias que están tipificados como delitos en el Código Penal. Jovanna Maldonado asume el papel de dueña del hospital y de la Alcaldía de Quillacollo, por cuya causa y otras está enjuiciada por los fiscales anticorrupción junto al alcalde Mérida y su cómplice Richard Agreda Torrrez”, indicaron a tiempo de señalar que la denuncia será puesta a consideración del Servicio Departamental de Salud (Sedes) y la Unidad de Farmacias de esa institución del Estado.

TRÁFICO DESCARADO

Mamani y Veizaga agregaron que casos como los señalados, proliferan en las diferentes reparticiones de la Alcaldía de Quillacollo, especialmente en el Tesoro Municipal, Dirección de Urbanismo, Registro Único para la Administración Tributaria Municipal (RUAT), Igualdad de Oportunidades, entre otros.

Según denuncias de funcionarios municipales, Maldonado conformó una red de extorsión en la Dirección de Finanzas, y las unidades de entrega de cheques y el Sistema de Contrataciones del Estado (Sicoes) para facilitar las licitaciones de obras y la retención de los “diezmos” a través de los cheques.
AMG// EFN

------------ 000000 ----------