0 Comentarios

Respiradores, medalla de oro

Por Admin Peršon (Author)

Ubicación(s):

Autor Emilio Rodas Panique

En 1998 un ministro de salud compró con sobre precio vacunas para la poliomielitis con dinero de donación de la Cooperación Belga, donacion que estaba destinada a resolver la inmunización de nuestra infancia, la denuncia no surgió de la contraloría ni otro organismo nacional, tuvo que ser la cooperación donante la que dio la alerta pues robarle plata a las vacunas de los niños ya era intolerable para cualquiera. En esos mismos años hubo un terremoto en las provincias de Cochabamba, tres poblaciones quedaron devastadas, Aiquile, Totora y Mizque, cientos de familias sin hogar de un día para otro, la Cooperación de países amigos logró formar un fondo de ayuda que fue entregado al gobierno de turno para la reconstrucción, gran parte de ese dinero que estaba bajo tuición del Ministerio de Defensa fue destinado a la compra de un avión ejecutivo de lujo con sobreprecio que nada tenía que ver con la reconstrucción o la emergencia del terremoto. Aunque han ocurrido miles de casos de corrupción denunciados durante el período neoliberal, muchos de ellos totalmente institucionalizados, estos dos casos siempre me marcaron por sus connotaciones con la necesidad urgente e inmediata de población vulnerable específica, la corrupción podía estar por encima de la tragedia sin siquiera lograr que sus protagonistas se sonrojen.

En estos tiempos el podio está completo y coronado, la compra de los respiradores, según los anuncios iniciales estos estaban destinados para UTIs, los más reconocidos especialistas en este campo los han rechazado indicando que no cumplen con los estándares mínimos para esta función, el gobierno ha dado decenas de versiones contradictorias, al final el propio fabricante al indicar que serán actualizados confiesa que son equipos que nos estarían aptos para lo que fueron comprados, al final del camino no tenemos respiradores en las UTIs, la esperanza del gobierno es que no se usen mientras siguen entregándolos en diferentes departamentos con parafernalia electoral y propaganda pagada, lo más dramático es que hay inidicios muy serios que habría un sobreprecio brutal, de casi dos tercios de su valor, por las dimensiones de la emergencia sanitaria, el nivel de catástrofe de salud en que se encuentran sobre todo Santa Cruz y Beni, por los muertos y enfermos que ya trae el virus en nuestra sociedad, lo que ha pasado con los respiradores ya llega a niveles intolerables para cualquier comunidad, tener un grupo político que gobierne con estas conductas mientras la gente sufre de miedo, inseguridad y hambre es inaceptable.

Lejos de reconocer y comprometerse con el esclarecimiento de este atentado contra la salud y la dignidad de nuestro pueblo, las autoridades de facto se han lanzado en una ofensiva de distracción comunicacional, en lugar de dar conferencias de prensa para mostrar a los posibles responsables, el Sr. Murillo se dedica a elucubrar sobre tonterías electorales en medio del desastre, la Sra Añez repite el libreto pues en la confusión y el escándalo nadie ha tomado en cuenta que el discurso que se le redactó para la primera entrega ya no es actual, el "científico yerno" da tumbos buscando otros respiradores fantasmas para confundir aún más, mientras el ministro de salud trata de entender que pasó.

Emilio Rodas Panique

Calificación de Artículo :

  • 1 fuera de 5
  • 2 fuera de 5
  • 3 fuera de 5
  • 4 fuera de 5
  • 5 fuera de 5

¿Cuál es su opinión?

Entrar o crear cuenta