0 Comentarios

Baures, capital mundial del chocolate

Por Admin Peršon (Author)

Ubicación(s):

Ramón Rocha Monroy/Escritor*

Baures, ubicado en el Beni, es donde se cultiva el mejor cacao del mundo, que servirá para el mejor chocolate; sin embargo, en la sociedad precolonial los aztecas se llevaban la flor y chocolatl es voz náhuatl. Allí había campeones en beber chocolate, pero su consumo se hacía más sofisticado y picante. Era común decir que, si se añadía chile picante al chocolate, era un afrodisíaco de efecto garantizado.

Durante la Colonia, especialmente en Chiapas, las damas interrumpían la misa dominical (que debió durar toda la mañana) para consumir jícaras de chocolate con el oficiante. Y reían, maliciosas, al sentir el picor y atribuirlo a un excelente afrodisíaco. Eran tiempos en que soldados y frailes exhibían harenes de indias originarias, pero no se casaban con ellas porque o no se lo permitía el voto o esperaban a recibir damas españolas para casarse, porque hacerlo con indias era rebajarse.


Hubo un inglés en Chiapas, que denunció este vicio por el chocolate: era Fray Thomas y también el obispo de Chiapas, que no aprobaba esa costumbre y la amenazaba con una excomunión. Este fraile, Bernardo de Salazar, ocasionó que la catedral se vaciara de damas, que iban a oír misa a los conventos o sencillamente no cumplían el precepto, hasta que de pronto el obispo se sintió mal y murió: lo habían envenenado con una jícara de chocolate. Desde entonces, las damas cantaban una letrilla que aludía al “jicarazo de chocolate” o el “jicarazo de Chiapas”, y entonces el inglés prefirió retornar a Europa, mientras las damas chiapanecas se guiñaban y sonreían cantando a viva voz El jicarazo de Chiapas.

Una receta frecuente del chocolatl náhuatl era la siguiente, que la hizo popular don Antonio Colmenero deLedesma en su famoso libro: normalmente la preparación tenía pimienta negra y un chile, especialmente el chilpeaguas, que es muy picante. Publicado en Madrid en el siglo 17, el libro de Colmenero dice que por “cien habas de ccao” se debía añadir dos chiles, anís y orejabala, flores de vainilla, seis rosas de Alejandría en polvo, canela, almendras, avellanas, azúcar y achiote. Se sabe que Quevedo era muy afecto a esta preparación. Bueno, lo sabe Xavier Domingo en su libro indispensable De la olla al mole, de donde sacamos estas lindezas.

Y otra de nuestra cosecha: los Borbones introdujeron el chocolate en España; en Francia era tenido por bebida de indios, hasta que Napoleón pidió chocolate en una fiesta y todas y todos hicieron lo mismo, y así nació la moda del chocolate en toda Europa.

* Con este artículo el escritor y periodista Ramón Rocha Monroy se incorpora al staff de colaboradores de Red País Bolivia.

Calificación de Artículo :

  • 1 fuera de 5
  • 2 fuera de 5
  • 3 fuera de 5
  • 4 fuera de 5
  • 5 fuera de 5

¿Cuál es su opinión?

Entrar o crear cuenta