0 Comentarios

La festividad de Urkupiña, implora por una “reingeniería” organizativa

Por Admin Peršon (Author)

Ubicación(s):

Johnny Fernández Rojas*
Periodista y gestor cultural

El actual contexto social, religioso y principalmente, sanitario, exige y de manera urgente, la concepción de una “reingeniería”, para la Festividad de Urkupiña. Exigencia que también implica la creación, y de manera simultánea, de una instancia esencialmente técnica y permanente, de carácter independiente, y obviamente, con un apropiado presupuesto que facilite su encausamiento.

Las certidumbres antes que los protagonismos, deberían ser las características esenciales del trabajo de esta instancia, que permita concebir y apreciar al “fenómeno social de Urkupiña”, en su real expresión y representación.

En un encuentro realizado hace algunos años, en el salón Parroquial de Quillacollo, entre miembros del periodismo local y de una representación eclesial, se coligió, entre otros, que la Festividad de Urkupiña, es una manifestación eminentemente religiosa. Consecuentemente, en esa ratificada conclusión debe concentrarse y constituirse el epicentro del trabajo colectivo en el futuro.

LA SOÑADA BASÍLICA DE URKUPIÑA

Como corolario a esa conclusión, la representación de la Parroquia San Ildefonso de Quillacollo, hizo entrever la ávida materialización de la Basílica de Urkupiña en la colina de Cota. Para ese noble propósito, un par de devotos, entregaron a la parroquia quillacolleña, la maqueta de esa monumental obra, cuya concreción contribuirá y definirá con solvencia, las intenciones religiosas de la “reingeniería”, respaldadas con la elaboración de un plan estratégico de la Festividad. Los escenarios son propicios y las condiciones favorables.

Los actuales eventos religiosos (algunos novedosos por la pandemia sanitaria), de la Festividad de Urkupiña, se acreditan como particulares, los que pretenden apresurar su profundización, su fortalecimiento y su proyección del espíritu “urkupiñista”, expresadas en una serie de manifestaciones religiosas, representarán un conjunto de pretensiones, en las que la fe y la devoción, harán transitar su contundencia, aunque aún, no con la suficiencia esperada.

Los otros componentes como el folklórico y el comercial, al que las autoridades no eclesiales asignan prioridad, también ameritarían las consideraciones pertinentes. Ensayando una evaluación al rótulo actual: Virgen de Urkupiña “Patrona de la Integración Nacional”, título que lo ostenta desde 1979, éste ya habría cumplido su mandato.

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

La ansiada instancia social citada anteriormente, también debe incluir en su trabajo, la gestión para la nueva razón social: “Festividad de Urkupiña, Patrimonio Intangible de Fe, Cultura e Integración de la Humanidad”. Título que adquiere implícita y aceleradamente, principalmente por la simultánea manifestación devocional, en innumerables municipios del país, y en varias naciones del mundo, como ninguna otra expresión religiosa nacional.

El trabajo actual del Comité Interinstitucional creada por ley en 2003, provocó entre sus miembros, hasta la fecha, más desavenencias que aportes, al anteponer el carácter protagónico de alguno de sus miembros, que además, prescindió de trabajar en el objetivo del elemento religioso, que al final, ahí estriba la “Festividad de Urkupiña”.
La voluntad humana, a veces es lenta; contrariamente la voluntad espiritual esta siempre alerta a iniciativas de los que creen que la Festividad de Urkupiña, es una expresión de amplia religiosidad, de manifiesta fe y de inobjetable devoción.

La ocurrencia de un milagro para este propósito sería oportuna, pero debe corresponder más bien, a los comprometidos y a los devotos terrenales a emprender un trabajo fecundo y efectivo para concretizar la ansiada “nueva” Festividad de Urkupiña.

Al respecto y con toda seguridad, la Virgen de Urkupiña, debe estar orando piadosa y religiosamente, para que así sea.

*Es asiduo colaborador de Red País Bolivia.

 

Calificación de Artículo :

  • 1 fuera de 5
  • 2 fuera de 5
  • 3 fuera de 5
  • 4 fuera de 5
  • 5 fuera de 5

¿Cuál es su opinión?

Entrar o crear cuenta